El metacrilato se ha convertido en un bien de primera necesidad durante estos meses de pandemia provocada por el coronavirus. Desde principios de mayo de 2020, en España se consumen cientos de toneladas de estas placas de plástico transparente, perfectas para aislar comercios, bares, restaurantes, farmacias, oficinas o vehículos de transporte, etc, para que las personas puedan ver y oír como siempre, pero protegidos del contagio.

El metacrilato no solo escasea a nivel nacional, sino que es un producto demandado a nivel mundial. Este plástico (y su alternativa, el policarbonato) se ha convertido en una mercancía escasa y de valor, dando vía libre a la especulación de los precios y a los acopios intencionados, al igual que ha ocurrido con las mascarillas, guantes e hidrogeles.

El metacrilato ha pasado de un papel secundario a ser el producto estrella para disminuir riesgo de contagio en todo tipo de espacios públicos y privados. Las primeras planchas de metacrilato contra el coronavirus se instalaron en los hospitales, las cadenas de la industria alimentaria, las farmacias y también en los taxis. Prestaban un servicio de primera necesidad durante los primeros compases del estado de alarma y exigían el máximo aislamiento de espacios y distancias para sus trabajadores.

El mercado de las planchas de plástico transparente se empezaba a calentar. Anticipándose a la desescalada, todas las administraciones públicas se apuntaron al aislamiento de las mesas de trabajo y, gracias al boca a boca, la necesidad se trasladó a los despachos profesionales de todo tipo (notarías, gestorías, abogados, arquitectos, dentistas, médicos, etc.). Desde principios de mayo es el comercio y la hostelería (bares y hoteles) los que se han sumado a la demanda y todos lo quieren «mejor hoy que mañana», «renovarse o morir» recalcan muchos de ellos. Por ejemplo Mercadona ha invertido dos millones de euros para proteger y separar con estas pantallas las cajas de sus 1.600 tiendas, según fuentes de la empresa.

Ventajas de usar metacrilato para mamparas

Hay mamparas laterales, frontales o colgantes, específicas para mostradores, de escritorio, separar mesas o incluso los asientos de un taxi. Su versatilidad es única y su precio bajo, según su tamaño. Es uno de los plásticos más transparentes que existen, pero tiene otras muchas ventajas, como la gran resistencia a los impactos y a los cambios de temperatura, pero también su ligereza frente al vidrio o la facilidad para adaptarse a numerosas formas. Con un mínimo grosor es totalmente cobertor y que ninguna sustancia lo pueda atravesar. Es un material perfecto para esta situación.

Ecoplastic Láser y el Metacrilato

En Ecoplastic Láser no hemos parado de recibir pedidos de todos los sectores y tipos de empresas. Nuestra fábrica abastece a todos los clientes y hemos adaptado y aumentado nuestra producción de mamparas de metacrilato protectoras para que todos los negocios puedan estar mejor aislados y protegidos contra este virus con el que estamos obligados a convivir.

Seguimos trabajando para satisfacer las necesidades de nuestros clientes, y enfocados sobre todo en esta necesidad de protección contra el coronavirus, y de esta forma, contribuir a que nuestra sociedad esté cada vez más segura contra el virtus.