como-limpiar-metacrilato

Son muchos los objetos de metacrilato que existen en nuestra casa o negocio: mamparas o pantallas, mostradores, expositores, vitrinas, estanterías, sillas de estilo contemporáneo, piezas decorativas, cajas, lámparas…

Analizaremos los métodos de limpieza más efectivos para lograr que el metacrilato no pierda el brillo y la transparencia que lo caracterizan.

Hay que tener en cuenta que el metacrilato se raya con facilidad, algo que influye directamente en la forma en que tenemos que limpiarlo.

La limpieza del día a día

El primer detalle importante a la hora de limpiar el metacrilato sería evitar limpiarlo en seco. Para ello es mejor hacerlo siempre con una bayeta mojada con agua y jabón neutro. De esa forma quedarán perfectas sin apenas esfuerzo.

Cómo eliminar las manchas difíciles

Existen varias formas de acabar con manchas amarillentas o restos de grasa, aunque debes tener cuidado de no utilizar productos de limpieza agresivos que puedan dañar el metacrilato.

Si no funciona la limpieza con agua destilada y jabón, se puede diluir un producto limpiacristales en agua (la proporción sería una parte de limpiacristales y tres de agua) y repasar con la mezcla.

Productos que debes evitar

Los detergentes agresivos y el alcohol son productos que es mejor no utilizar, ya que podrían resultar dañinos para este material. Nunca limpies el metacrilato con alcohol, o con algún producto que lo contenga, ya que penetra en el material y lo agrieta.

Tampoco debes utilizar vinagre de limpieza porque el ácido acético que contiene apaga el brillo del metacrilato.

Qué utensilios usar

Se debe evitar utilizar estropajos abrasivos y bayetas que puedan arañarlo, ya que el metacrilato se raya con facilidad, aunque sea un material muy duro. También hay que tener cuidado con los objetos punzantes. Para evitar este problema, utiliza para su limpieza bayetas de microfibra que te ayudarán a arrastrar la suciedad sin arañar la superficie.

Cómo tratar los arañazos

Si alguna de tus piezas de metacrilato presenta un arañazo poco profundo puedes tratar de disimularlo con pasta de flúor y una lija fina.

Comienza por limpiar la zona donde está el arañazo, frota con la lija sin apretar demasiado y después aplica la pasta de flúor con un algodón frotando suavemente. Deja que actúe durante unos minutos y retira con un paño húmedo.

Si no tienes a mano pasta de flúor puedes emplear pasta de dientes o bicarbonato de sodio.

Desinfección a fondo

Para desinfectar el metacrilato puedes utilizar lejía disuelta en agua (dos cucharadas soperas por cada lito de agua) y añadir unas gotas de jabón neutro. Aplica, deja actuar un par de minutos, y aclara con agua limpia.